domingo, 20 de julio de 2014

No debes crear falsas expectativas a otro ser, si no estás seguro de poder cumplir, es preferible cerrar la boca y abrazar el silencio. 
El no cumplir con lo que prometes hace que la otra persona guarde una fea imagen y deje de confiar en ti. Pierdes credibilidad, y generas mal Karma . Piensa antes de hablar.
Ananda Om Sivananda

martes, 15 de julio de 2014

Joan Manuel Serrat - Aquellas pequeñas cosas


De vez en cuando la vida-Joan Manuel Serrat


miércoles, 9 de julio de 2014


CANTARES. Serrat con un poema de Antonio Machado

martes, 8 de julio de 2014

***LA BUENA SUERTE ES UNA ACTITUD***


Publicado por ALTO ALEXUNDER el julio 8, 2014 a las 2:22pm

La buena suerte es una actitud
El español Alex Rovira, co-autor del libro La buena suerte, habló sobre el tema que más conoce: la construcción de la buena suerte personal.
Entre los tópicos más destacados mencionados por este experto se encuentran los siguientes
La construcción de la buena suerte es una construcción actitudinal.
Hay dos tipos de personas, las que quieren ser causa y las que quieren ser efecto.
La buena suerte es un lenguaje, una actitud.
La buena suerte depende de cómo se aprovecha un golpe de suerte. Todo depende de cómo se lo gestione.
Lo que creemos es lo que creamos. Todo cuanto nos rodea ha sido imaginado y creado por alguien.
La buena suerte no se encarna si no hacemos.
La actitud nos impulsa a crear algo.
Para gestionar la buena suerte y que juegue a favor de uno es necesario que se dominen los siguientes poderes:
1- Coraje: Es la conciencia mediante la cual uno se esfuerza y toma valor para concretar algo. Al miedo hay que convencerlo. El riesgo es la posibilidad de ganar, una oportunidad. La vida es una aventura o no es nada. El coraje es cambiar.
2- Responsabilidad: Soy parte del problema y parte de la solución. Hay que pensar conciente e inconcientemente cuál es la situación. Debemos ser optimistas, tener confianza en nosotros mismos, ser responsables de nuestra suerte.
3- Propósito: Es la voluntad y entrega para que un sueño se haga realidad. La buena suerte es un ejercicio de decencia. Victor Frankl dijo “cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos”.
4- Humildad: Buena o mala suerte… ¿Quién sabe? Esa es la humildad. Lo que nos puede parecer la mejor de las bendiciones puede ser un problema. Y lo que parece ser un problema puede ser algo positivo.
5- Confianza: Es muy difícil de construir pero fácil de romper. Vale la pena confiar en sí mismos para romper problemas y cruzar las barreras. Con confianza hay compromiso y responsabilidad. Aquellas empresas que tienen un alto nivel de confianza, triplican sus resultados. La confianza se aprende tanto como la resignación.
6- Amor: La buena suerte depende del amor. El amor moviliza a las personas que motivan a quienes los rodean. De él nace un coraje que permite desarrollar las capacidades de las personas. Hay que tener amor por uno mismo y por el prójimo.
7- Cooperación: Es la suma de todos los demás talentos. Es sumamente útil. La buena suerte es igual a la preparación multiplicada por la oportunidad.
http://podermental111.blogspot.com.ar/2014/06/la-buena-suerte-es-un...

AFORTUNADO EL HOMBRE QUE NADA ES

Que cosa extraordinaria es la relación, y con qué facilidad caemos en el hábito de una relación particular, donde las cosas se dan por sentadas, donde se acepta la situación y no se tolera variación alguna; no se da cabida a ningún movimiento hacia la incertidumbre, ni siquiera por un segundo.  Todo está tan bien regulado, asegurado, sujeto, que no hay oportunidad ninguna para la frescura, para un claro soplo revivificante de primavera.  Esto y más es lo que llamamos relación.  Si observamos atentamente, vemos que la relación es algo mucho más sutil, más rápido que el relámpago, más intenso que la tierra, porque la relación es vida.  Nuestra vida es conflicto.  Nosotros queremos hacer de la relación algo tosco, rígido y maniobrable. Y así pierde su fragancia, su belleza.  Todo esto surge porque no amamos, y el amor, es, desde luego, lo más grande de todo, porque en él tiene que existir la completa entrega de uno mismo.


Lo esencial es la cualidad de lo fresco, de lo nuevo, o de lo contrario la vida se convierte en una rutina, en el hábito; y el amor no es un hábito, una cosa aburrida.  La mayoría de la gente ha perdido la capacidad de maravillarse.  Lo da todo por hecho, y este sentido de seguridad destruye la libertad y la sorpresa de la incertidumbre.

KRISHNAMURTI

Proyectamos un futuro muy distante, lejos del presente. La atención necesaria para comprender, está siempre en el presente.  En la atención siempre existe un sentido de inminencia.  Tener claridad con respecto a las propias intenciones implica una tarea muy ardua; la intención es como una llama, instándolo a uno incesantemente a comprender.   Sea clara en sus intenciones y verá que las cosas salen bien.  Tener claridad en el presente es todo lo que se necesita, pero no es tan fácil como suena.  Uno tiene que desbrozar el campo para la nueva semilla, y una vez que ésta se planta, su propia fuerza y vitalidad crean el fruto y la semilla siguiente.  La belleza externa jamás puede ser permanente, se estropea siempre si no existen el deleite y la dicha internos.  Nosotros cultivamos lo externo, y prestamos muy poca atención a lo que ocurre bajo la piel; pero lo interno se impone siempre a lo externo.  Es el gusano dentro de la manzana el que destruye la frescura de la manzana.


Se requiere gran inteligencia para que un hombre y una mujer que viven juntos se olviden de sí mismos, no se sometan el uno al otro ni se dominen mutuamente. La relación es la cosa más difícil que hay en la vida.

Mozart concerto 26 (Coronation) - 2. Larghetto (Gulda)